top of page
Buscar

8 claves para planificar un proyecto de aprendizaje


Ejemplo de un proyecto de aprendizaje sobre las plantas

El aprendizaje basado en proyectos es un enfoque en el que los estudiantes adquieren conocimientos (y desarrollan competencias) a través de la solución de problemas concretos de su entorno y la realización de productos públicos. Esta metodología se caracteriza por brindar oportunidad para desarrollar en los estudiantes el sentido de agencia, resolver problemas, tomar decisiones y aplicar lo que han aprendido de manera práctica y creativa. Además, el Aprendizaje basado en Proyectos promueve las competencias del Siglo XXI como la colaboración, el pensamiento crítico y la alfabetización digital, habilidades muy valoradas en el mundo laboral actual.

Si quieres implementar esta metodología en tus clases, planificando proyectos de aprendizaje significativos y auténticos, aquí tienes ocho claves que pueden ayudarte:

  1. Define claramente el objetivo del proyecto: es importante que los participantes del proyecto (porque no son sólo los estudiantes los que se involucran en el proyecto) sepan exactamente qué es lo que se espera de ellos y cómo deben enfocar su trabajo. Para ello, es necesario que los mediadores del proyecto definan de manera clara y precisa el propósito y alcance, así como los criterios de evaluación del proyecto de aprendizaje.

  2. Fomenta la participación de los estudiantes: en el Aprendizaje basado en Proyectos, los estudiantes deben ser protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. Es importante que los mediadores del proyecto brinden oportunidad para expresarse y participar en cada una de las actividades del proyecto, ya sea a través de la toma de decisiones, la elección de la temática o la presentación de los resultados, entre otras.

  3. Establece una secuencia clara de actividades: para que el proyecto de aprendizaje sea efectivo, es necesario que los estudiantes conozcan el proceso que deben seguir para llevar a cabo el proyecto. Por ello, es importante que el profesor establezca una metodología clara y coherente que incluya, por ejemplo, la definición de tareas y plazos, la asignación de roles y la realización de reuniones periódicas para reflexionar sobre el desarrollo de las actividades y sus resultados.

  4. Fomenta la colaboración y el trabajo en equipo: esta metodología es una excelente oportunidad para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo entre los estudiantes. Es importante que los mediadores del proyecto establezcan reglas y estrategias para fomentar la cooperación en las diferentes actividades de investigación, socialización rica y aplicación transformadora.

  5. Ofrece apoyo y retroalimentación: durante la realización del proyecto, es fundamental que los mediadores del proyecto ofrezcan apoyo y retroalimentación a todos los participantes. Esto puede hacerse a través de reuniones individuales o grupales, en las que se pueden resolver dudas, ofrecer orientación y brindar feedback sobre el progreso del proyecto y el logro de los resultados esperados. Además, es importante que los profesores estén disponibles para responder preguntas y ofrecer ayuda en caso de que los estudiantes se encuentren con dificultades.

  6. Facilita el acceso a recursos diversos y herramientas digitales: Es necesario que los estudiantes tengan acceso a un conjunto diverso de recursos y herramientas digitales necesarios para llevar a cabo el proyecto. Esto puede incluir libros, artículos, software, o materiales diversos, etc. Es importante que el profesor se asegure de que todos los estudiantes tengan acceso a estos recursos de manera equitativa.

  7. Ofrece alternativas a las actividades y evidencias: Una estrategia muy significativa para promover el sentido de agencia en los proyectos radica en ofrecer flexibilidad en relación a las evidencias que entregan los participantes del proyecto, así como respecto a las líneas de acción que cada uno de ellos pueda asumir para resolver el reto o desafío propuesto. Esto también ayuda a mantener el interés y la motivación de los estudiantes y desarrollar la creatividad.

  8. Evalúa de manera continua: es importante que el proyecto considere diversos momentos de evaluación para reflexionar sobre el progreso y el rendimiento de los estudiantes. Esto puede hacerse a través de revisiones periódicas, evaluaciones formales o informales, y considerando también espacios de autoevaluación y evaluación entre pares etc. De esta manera, se pueden detectar problemas o dificultades a tiempo y se pueden tomar acciones que ayuden al logro del propósito del proyecto de aprendizaje..

En conclusión, el aprendizaje basado en proyectos es una metodología activa muy efectiva que permite a los estudiantes hacer algo, más que aprender sobre algo. Si sigues estas ocho claves, podrás planificar experiencias de aprendizaje basadas en esta metodología y transformar la manera en que se aprende en tu institución educativa.


Comments


Logo_Condeara
bottom of page