top of page
Buscar

¿Qué tienen en común un pirata y la evaluación formativa?


Mapa del tesoro

Parece un chiste pero no lo es: ¿Qué tienen en común un pirata y la evaluación formativa?

Los piratas surgieron como resultado del incremento del comercio internacional protagonizado en alta mar. Muchos piratas se dedicaron a asaltar barcos o a robar en las costas de muchas ciudades guardando su tesoro en cuevas y otros lugares muy poco accesibles. Para no olvidar el lugar donde guardaban su cuantioso botín, los piratas mandaban a elaborar mapas que les permitía regresar a su tesoro.

Por su lado, la evaluación formativa es enfoque recientemente incorporado a la educación que se orienta a mejorar el desempeño de los estudiantes en contextos de enseñanza y aprendizaje. En ese sentido, es necesario considerar al logro del aprendizaje como un tesoro escondido. ¿Cómo podríamos encontrarlo?

La evaluación formativa guía a estudiantes, profesores y padres a entender no sólo dónde se encuentra el estudiante (o su nivel de desempeño) sino también el camino, la ruta que debe seguirse para alcanzar este logro de aprendizaje. Al contar todos los actores con una visión clara del punto de partida y de llegada del nivel esperado de las competencias en los estudiantes (que idealmente se encuentran definidas en el Currículo Nacional y en el Proyecto Educativo Institucional), se pueden establecer metas alcanzables y rastrear el proceso mismo de aprender, revelando las brechas de aprendizaje, si las hubiera y, en consecuencia, tomar medidas para alcanzar esas metas de manera efectiva.

Este enfoque, por consiguiente, se desarrolla en el proceso mismo de aprender. En ese sentido, la evaluación diagnóstica y la evaluación final son una parte importante de la dimensión "formativa". Su objetivo radica en proporcionar retroalimentación a los estudiantes, profesores y padres sobre el progreso de cada estudiante para ayudar a mejorar su comprensión y desarrollar sus competencias.

Por ejemplo, si un estudiante tiene dificultades en un área específica, la evaluación formativa ayuda a identificar aquellos aspectos en las que el estudiante necesita una mayor mediación de parte del docente, y un mayor apoyo de parte de sus padres. Esto permite a cada profesor adaptar su enseñanza y acompañar las estrategias de aprendizaje seleccionada por sus estudiantes para que puedan progresar y alcanzar logros de aprendizaje establecidos inicialmente.

La evaluación formativa es útil para los padres, ya que permite entender cómo está progresando su hijo y qué áreas necesitan mayor atención y acompañamiento. Esto les permite brindar apoyo adicional a sus hijos en casa y asegurar que estén recibiendo la ayuda que necesitan para tener éxito.

En resumen, la evaluación formativa es una metodología valiosa para medir el progreso y el rendimiento de los estudiantes. Esto es, es un mapa del tesoro que permite identificar el camino para llegar al botín escondido que es el aprendizaje de las competencias.




Comments


Logo_Condeara
bottom of page