top of page
Buscar

Google y la bioética I


Un audífono en medio de un camino enlodado.
Photo by Antonis Spiridakis on Unsplash

Ha bastado 0.44 segundos para que Google Search me diga que hay 3,2 millones de entradas sobre la bioética. Conceptos, más o menos acertados, y entradas más o menos académicas. Me pregunto si Google favorece la formación bioética en sus usuarios en niveles diferentes a la búsqueda bibliográfica.


Esta interrogante me acompaña desde que el pasado año me convertí en Google Trainer. Entonces y ahora sigo deslumbrado con las herramientas del Google Suite For Education, y por el empoderamiento que ganan día a día los docentes que incorporan sus aplicaciones a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Muchos colegas logran en sus aulas experiencias de aprendizaje impresionantes. Sus estudiantes organizan, colaboran y comparten... debaten. Hay un fuerte componente ético en la gestión del aprendizaje utilizando el Google Suite For Education. ¿Será visible, o estará escondido tras el velo deslumbrante de la tecnología?

Desde la propuesta inicial Von Rensselaert Potter (Acosta Sariego, 2002), la bioética ecológica (Cely, 1998, 2007), las propuestas de las éticas del desarrollo (Goulet, 1999; Martínez Navarro, 2008) y de la interculturalidad (Lolas, Martín y Quezada, 2007; Salas, 2003), y de la bioética cotidiana (Berlinguer, 2002), esta rama de la filosofía se ha afianzado como una ética institucional, social y política en Latinoamérica (Kottow, 2002).

Su importancia, y pertinencia radica en que la bioética se ha convertido en un campo importante de promoción de los derechos humanos fundamentales - especialmente el derecho a la vida y a la salud- y de análisis de las consecuencias prácticas de la justicia en nuestras sociedades. Con ello, la bioética ha trascendido el ámbito de la ética clínica en el que ha estado, cuando menos secuestrada.


Mientras los nativos digitales consumen cada vez más contenido digital: Es urgente promover un debate sobre la "tercera cultura". Esta idea que subyace a la "bioética puente" propone unificar la naturaleza de la cultura humanística con la esencia de la cultura científica. Para ello, podría proponerse un debate alrededor de cuánto dióxido de carbono genera una hora de navegación por internet: ¿Cuál es la huella de carbono que genera mi aprendizaje utilizando el Google Classroom? La bioética, que lleva implícito un debate sobre la supervivencia, así como sobre el futuro de la existencia humana, es el campo perfecto para el debate sobre la influencia creciente de la tecnología (Machine Learning, Artificial Intelligence, IoT) en nuestras vidas.

La bioética, sus principales ejes de debate, sus principios, deben hacerse presente en las aulas desde la promoción de una práctica de valores a partir de la acción, que se unan a los esfuerzos ya existentes de generar ciudadanía digital, y a la reflexión (aún insuficiente) sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la vida humana y en nuestra casa común.


Google For Education tiene un potencial transformador que no debemos desaprovechar.


Bibliografía

  • Acosta JR. Bioética para la sustentabilidad. La Habana: Centro Félix Varela; 2002.

  • Cely G. Ecología humana. Una propuesta bioética. Bogotá: CEJA; 1998.

  • Cely G. Bioética global. Bogotá: Universidad Javeriana; 2007.

  • Berlinguer G. Bioética cotidiana. México DF: Siglo XXI; 2002.

  • Goulet D. Ética del Desarrollo. Guía teórica y práctica. Madrid: IEPALA; 1999.

  • Martínez Navarro E. Ética para el desarrollo de los pueblos. Madrid: Trotta; 2000.

  • Sen A, Kliksberg B. Primero la gente. Una mirada desde la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo globalizado. Deusto: Planeta; 2008.

  • Lolas F, Martin D, Quezada A, (eds.) Prioridades en salud y salud intercultural. Santiago de Chile: CIEB Universidad de Chile; 2007.

  • Salas R. Ética intercultural. Ensayos de una ética discursiva para contextos culturales conflictivos. Santiago de Chile: Ediciones UCSH; 2003

  • Kottow M. Salud pública, genética y ética. Revista de Saúde Pública 2002; 36(5): 537-544

Comentários


Condeara Consulting Group_Logo
bottom of page