top of page
Buscar

Hasta que nos volvamos a ver, Robert Swartz


Raúl Febles y Robert Swartz
Foto tomada al finalizar su conferencia en el Consorsio de Colegios de Educación Católica, en Lima.

Cuando nos conocimos en persona, en marzo de 2018, yo solo había leído sobre el Aprendizaje basado en el Pensamiento en algunas publicaciones de blogs (de esas que se encuentran en cualquier sitio de Internet), y me lo habían mencionado en alguna que otra clase en el instituto pedagógico donde me formé para maestro.

Gracias a la invitación de la Fundación SM pude tener un primer acercamiento al Thinking Based Learning y a la vida y la obra de Robert Swartz. Quedé tan impresionado con la propuesta que nos presentó, que sentí quecobraba sentido para el desarrollo de competencias en el Currículo Nacional de la Educación Básica, que al salir me compré y me leí de un tirón su libro, que escribió junto a Reagan, Costa Beyer y Kallic, con prólogo de David Perkins.

En ese momento, mi pensamiento como maestro cambió, regresando a mis inicios, cuando confiaba más en el aprendizaje activo, y en carácter transformador de la experiencia social, como movilizador del aprendizaje. De su mano rescaté a los clásicos de la Escuela Nueva y a promover el aprendizaje creativo y el pensamiento crítico, del cuál Robert Swartz fue un pionero. Desde entonces, y hasta hoy, me he dedicado a promover el Aprendizaje Basado en Proyectos, y dentro de esta metodología, a impulsar la investigación sostenida en los alcances que encontré inicialmente en ese encuentro matutino con Robert Swartz.

Un componente que siempre busco promover en los docentes es la capacidad de propiciar en los estudiantes la metacognición, entendida como la competencia de gestionar de forma autónoma su aprendizaje. Para ello, es indispensable que el sujeto se convierta en protagonista de su aprendizaje, y que sea capaz de sentarse en primera fila, no sólo a pensar (diríamos con pensamiento profundo, y pensamiento crítico), sino también con la capacidad de "observar" y transformar su pensamiento de forma estratégica, adecuando su proceso de producción y reproducción de pensamiento.

Para lograrlo, Bob recomendaba en primer lugar, partir de problemas cuyo desafío no pueda ser explicado a partir de una búsqueda en Internet. Esto se traduce en la capacidad de proveer una pregunta abierta, significativa y de naturaleza compleja. Asimismo, es importante que los estudiantes posean una estructura de pensamiento, cuyo andamiaje les permita ir transitando por la Zona de Desarrollo en forma fluida. Este andamiaje requiere la incorporación de preguntas y de mediadores de pensamiento que permitan visibilizar las ideas, los argumentos y los pre-juicios detrás de estas ideas.

Al levantarme hoy día, vi esta publicación en Facebook, y me sentí un poco triste.

Robert Swartz 1936-2022
Esta madrugada nos ha dejado Robert Swartz, nuestro Bob como lo conocíamos todos. Un gran intelectual y una mejor persona. Descansa en paz, te recordaremos siempre con cariño y cuidaremos con mimo tu legado.

Robert Swartz se nos había ido. Mi esposa me preguntó de que había muerto, y no me di cuenta que no había pensado en él como persona, sino como un referente del Aprendizaje basado en el Pensamiento y la indagación. Definitivamente la educación ha perdido un investigador que hizo grandes aportes al aprendizaje. Pero Robert es también una gran persona. A pesar que nos conocimos fugazmente, pudimos conversar varias veces a través del correo electrónico, y me compartió mucha información, con un marcado desinterés y una vasta humildad.

No tuve tiempo de despedirme, hacia mucho que no le escribía. Así que le debía este post, para acompañarlo en ese viaje sin retorno. Hasta que nos volvamos a ver, Robert Swartz.

Comments


Logo_Condeara
bottom of page