top of page

Resultados de la búsqueda

Se encontraron resultados para ""

Entradas del blog (38)

  • Profesores que enseñan con AbP: entre la disrupción y la transgresión

    En una de las paredes de una catacumba de París puede verse esta escultura... Un hombre aparentemente atrapado en las paredes, mientras intentaba atravesarla. En un colegio que apueste por la implementación del Aprendizaje basado en Proyectos, necesitamos docentes que como personajes de un cuento fantástico, desarrollen la capacidad de transgredir los límites impuestos por la tradición curricular e incluso la propia historia institucional que se puede resumir en la frase: "Aquí siempre se ha hecho así" Estos son los profesores que enseñan con el Aprendizaje Basado en Proyectos (AbP), y en ellos vemos reflejado al protagonista del relato de Marcel Aymé, "Le Passe-muraille". En este cuento, Dutilleul, un hombre común, descubre que tiene la capacidad de atravesar muros. Del mismo modo, los docentes que adoptan esta metodología del Aprendizaje basado en Proyectos poseen una habilidad única para romper las barreras convencionales de la educación, transformando el aprendizaje en una experiencia dinámica y significativa, aunque eso signifique desafiar las normas establecidas, o el status quo. El profesor que enseña con la metodología del Aprendizaje basado en Proyectos no se conforma con las limitaciones de la enseñanza tradicional. Donde otros ven muros infranqueables, un PbL Certified Educator ve oportunidades para innovar. La inexorabilidad de los contenidos, la "efectividad" de la instrucción frontal en relación con el logro de una mal entendida disciplina escolar, y la evaluación sumativa del aprendizaje (más vista como un resultado que como un proceso) son obstáculos que este tipo de docente debe atravesar con creatividad y una pizca de picardía. En lugar de seguir un camino predeterminado por la costumbre, las editoriales o incluso los mismos directores y coordinadores, los profesores que enseñan con AbP deben crear nuevos senderos, proponiendo a sus estudiantes proyectos que los involucren activamente en el proceso de aprendizaje y en un compromiso creciente con las necesidades de la comunidad. Proyectos que no solo promuevan el rigor académico, sino que desarrollen habilidades sociales y competencias no cognitivas esenciales para la vida. Este espíritu transgresor del profesor que aplica la metodologia del AbP no está exenta de desafíos: La resistencia institucional es uno de los primeros muros que deben atravesar. Las instituciones educativas, con frecuencia, son bastiones de tradición y cambio lento. Convencer a directores, colegas y padres de los beneficios de esta (y otras metodologías activas) puede ser una tarea titánica, comparable a atravesar una pared de concreto (como el personaje Marcel Aymé). Además, implementar proyectos significativos y auténticos requiere más recursos y tiempo que la enseñanza tradicional. La planificación, ejecución y evaluación de estos proyectos demandan un nivel de compromiso y dedicación que va más allá de lo ordinario. El profesor que decida implementar el Aprendizaje basado en Proyectos también enfrentará el reto de la evaluación. En un sistema educativo que fundamentalmente valora las calificaciones y los exámenes estandarizados, es relevante encontrar maneras de evaluar el aprendizaje de manera holística con mayor énfasis en la retroalimentación y en la mejora del aprendizaje. Estos docentes deben desarrollar métodos de evaluación que recojan no solo el conocimiento adquirido, sino también las competencias desarrolladas a través de los diferentes proyectos de aprendizaje. A pesar de estos desafíos, el impacto del Aprendizaje basado en Proyectos es profundo y duradero. Los estudiantes no son meros receptores de información; se convierten en aprendices activos, motivados por proyectos que tienen relevancia para sus vidas y su futuro. A través de los proyectos de aprendizaje, los estudiantes desarrollan una amplia gama de competencias, desde la resolución de problemas y el pensamiento crítico hasta la colaboración y la creatividad. Estos son los cimientos sobre los cuales se construye un aprendizaje significativo y una preparación sólida para enfrentar los desafíos del siglo XXI. Imaginar un profesor que enseña con AbP, al igual que hizo Marcel Ayme con su personaje en el cuento titulado "Le Passe-muraille", significa la posibilidad de derribar muros, y también de construir puentes hacia nuevas posibilidades educativas. Esto, claro está, aunque implique desafiar y trascender las limitaciones impuestas por el sistema educativo tradicional. El carácter transgresor y la capacidad para atravesar las barreras del convencionalismo educativo deben ser inspiración a todos los docentes para reimaginar la educación y a buscar formas más efectivas y significativas de enseñar y aprender.

  • La neurociencia es un problema de los maestros

    En las últimas décadas, el campo de la neurociencia ha avanzado significativamente, revelando conocimientos profundos sobre el funcionamiento del cerebro y su impacto en el aprendizaje. Estas revelaciones han generado un creciente interés entre los educadores que buscan mejorar sus prácticas pedagógicas. Educar sin saber cómo funciona el cerebro es como querer diseñar un guante sin haber visto una mano. Leslie Hart Sin embargo, la incorporación de la neurociencia en la educación plantea desafíos que requieren una consideración cuidadosa, ya que a pesar de sus promesas, puede ser problemática para los maestros y sugiere enfoques para integrar estos conocimientos de manera efectiva. Estudios sobre la plasticidad cerebral, por ejemplo, han demostrado que el cerebro es capaz de cambiar y adaptarse a lo largo de la vida, lo que sugiere que los métodos de enseñanza pueden diseñarse para aprovechar esta capacidad. No obstante, la traducción de estos hallazgos a la práctica educativa no es sencilla. Uno de los principales problemas es la brecha entre la investigación científica y su aplicación en el aula. Los maestros, a menudo, carecen de la formación especializada necesaria para interpretar y aplicar correctamente los conceptos neurocientíficos, lo que puede llevar a malentendidos y a la implementación de estrategias pedagógicas ineficaces o confusas. Además, el riesgo de malinterpretación y simplificación excesiva de los conceptos neurocientíficos es alto. El fenómeno de los "neuromitos", ideas erróneas sobre el cerebro que se popularizan sin un fundamento científico sólido, es un ejemplo claro de este problema. Un neuromito común es la creencia de que las personas solo usan el 10% de su cerebro o que existen estilos de aprendizaje fijos como "visual", "auditivo" o "kinestésico". Estas ideas, aunque atractivas, carecen de base científica y pueden desviar a los maestros de enfoques pedagógicos más efectivos. La presión para adoptar nuevas técnicas basadas en la neurociencia también puede ser una carga para los maestros. Las políticas educativas y las expectativas sociales pueden imponer la implementación de programas y métodos sin proporcionar el tiempo y los recursos necesarios para una formación adecuada. Esta situación no solo genera estrés y confusión entre los docentes, sino que también puede resultar en prácticas educativas que no beneficien a los estudiantes de la manera esperada. Pese a estos desafíos, la integración de la neurociencia en la educación presenta oportunidades significativas. Los programas de desarrollo profesional que se enfocan en la formación continua de los maestros en neurociencia pueden ser una solución. Estos programas deben estar diseñados para ser accesibles y prácticos, proporcionando a los maestros las herramientas necesarias para aplicar los conceptos neurocientíficos en el contexto de su enseñanza diaria. La colaboración entre neurocientíficos y educadores es crucial para asegurar que la información científica sea traducida correctamente y aplicada de manera efectiva en las aulas. Otro aspecto positivo es la personalización del aprendizaje. La neurociencia puede ayudar a identificar las diferencias individuales en los procesos de aprendizaje, permitiendo a los maestros adaptar sus métodos para satisfacer mejor las necesidades de cada estudiante. Esta personalización puede conducir a una educación más inclusiva y equitativa, donde todos los estudiantes tengan la oportunidad de alcanzar su máximo potencial. Para que los beneficios de la neurociencia se materialicen en la educación, es esencial que los maestros sean apoyados en este proceso. La neurociencia es un problema de los maestros. Las instituciones educativas deben invertir en la formación adecuada de sus docentes y proporcionar los recursos necesarios para que estos puedan implementar nuevas estrategias pedagógicas de manera efectiva. De igual forma, las editoriales deben proponer recursos didácticos y actividades que apoyen la implementación de este enfoque basado en la neurociencia en las aulas. Asimismo, es fundamental promover una cultura de investigación y práctica reflexiva en las escuelas, donde los maestros puedan experimentar, evaluar y ajustar sus métodos basados en la evidencia neurocientífica. La clave reside en una colaboración continua entre neurocientíficos y educadores, y en el compromiso de las instituciones educativas para proporcionar el apoyo necesario a sus docentes.

  • Mi mamá no es un proyecto de aprendizaje

    El Aprendizaje Basado en Proyectos (AbP) es una metodología educativa que promueve el aprendizaje activo y significativo a través de la resolución de problemas auténticos. En este enfoque de aprendizaje, los estudiantes se involucran en proyectos que abordan problemas del mundo real, lo que les permite aplicar conocimientos y habilidades en contextos significativos. Para desarrollarlos existen múltiples elementos de diseño que guían a profesores y estudiantes en su proceso de planificación ejecución y evaluación del impacto de cada proyecto. Entre los elementos de diseño más relevantes (hemos hablado de ellos en este artículo) se encuentran la definición de una pregunta o problema desafiante, el desarrollo de actividades de Investigación Sostenida, de Socialización Rica permitiendo la voz y elección del estudiante, la Aplicación transformadora a partir de la creación de una evidencia compartida y como parte de la evaluación, promoviendo la reflexión sobre el aprendizaje y sobre los impactos del aproyecto así como la crítica y revisión del producto público. El Día de las Madres es una celebración importante en muchos países alrededor del mundo, destinada a honrar y reconocer el papel vital que las madres desempeñan en la sociedad. Es una oportunidad para expresar gratitud y aprecio por el amor incondicional, el sacrificio y el apoyo que las madres brindan a sus familias. Sin embargo, en ocasiones, la celebración de este día puede estar vinculada a actividades escolares que, si bien pueden tener buenas intenciones, pueden trivializar el verdadero significado del día de este día, y de su origen. Cuando se aborda el Día de las Madres desde la perspectiva del Aprendizaje Basado en Proyectos, es fundamental reflexionar sobre la autenticidad de las actividades propuestas y considerar si realmente honran y respetan el papel de las madres en la sociedad. En muchos casos, los proyectos escolares relacionados con el Día de las Madres pueden caer en la trampa de la superficialidad, centrados en la elaboración de tarjetas de felicitación o regalos materiales, sin profundizar en el verdadero significado de la maternidad y el impacto de las madres en la vida de sus hijos y en la sociedad en general. Desde la perspectiva de la voz y elección del estudiante, es importante considerar si los proyectos relacionados con el Día de las Madres permiten a los estudiantes expresar sus propios sentimientos y experiencias en relación con sus madres, en lugar de simplemente seguir un guion preestablecido. La reflexión es otro elemento fundamental del Aprendizaje Basado en Proyectos que a menudo se pasa por alto en las actividades relacionadas con el Día de las Madres. Es importante que los estudiantes tengan la oportunidad de reflexionar sobre el significado de la maternidad, el impacto de sus propias madres en sus vidas y cómo pueden expresar su aprecio de manera auténtica y significativa. Sin esta reflexión profunda, las actividades relacionadas con el Día de las Madres corren el riesgo de convertirse en meros ejercicios superficiales que no promueven un verdadero entendimiento o aprecio por el papel de las madres. La verdadera celebración del Día de las Madres debería permitir a los estudiantes reflexionar sobre el papel único que cada madre desempeña en la vida de su familia, reconocer la diversidad de experiencias maternas y de explorar la relevancia de la maternidad desde una perspectiva cultural. Un aspecto importante - muchas veces dejado de lado en la mayoría de los proyectos sobre el Día de las Madres- radica en revisar la historia detrás de este día, que originalmente tuvo un matiz más religioso. En cuanto a la autenticidad, es fundamental que los proyectos relacionados con el Día de las Madres reflejen la verdadera diversidad de experiencias maternas y reconozcan que no todas las familias se ajustan a un único molde. Las actividades que asumen un enfoque homogéneo de la maternidad pueden dejar de lado a las madres solteras, adoptivas, o aquellas que no se identifican con los estereotipos tradicionales de la maternidad. Es importante que los proyectos sean inclusivos y sensibles a la diversidad de experiencias maternas en todas sus formas. Los estudiantes deben tener la oportunidad de cuestionar suposiciones y estereotipos sobre la maternidad y trabajar juntos para crear proyectos que honren y celebren la diversidad de experiencias maternas. En última instancia, es importante recordar que el Día de las Madres no se trata simplemente de hacer tarjetas de felicitación o regalos materiales, sino de honrar y celebrar el amor, el sacrificio y el apoyo incondicional que las madres brindan a sus familias. Al adoptar un enfoque reflexivo y auténtico del Aprendizaje Basado en Proyectos, podemos crear experiencias significativas que honren verdaderamente el papel vital de las madres en la sociedad. La metáfora "Mi mamá no es un proyecto de aprendizaje" nos recuerda la importancia de celebrar a las madres de una manera auténtica y significativa, en lugar de trivializar este día con actividades superficiales. Al mismo tiempo, no significa abandonar la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos, sino más bien aplicarla de manera reflexiva y crítica para crear experiencias que realmente honren y celebren el verdadero significado del Día de las Madres. Al hacerlo, podemos asegurarnos de que nuestra celebración sea verdaderamente significativa y respetuosa hacia todas las madres y muy especialmente, la mía. ¡Feliz día, mamá!

Ver todas
Condeara Consulting Group_Logo
bottom of page